La evolución es uno de los procesos inherentes al ser humano. Evolución, la cual va condicionada en muchas ocasiones con el desarrollo de la tecnología y los hábitos de la sociedad como es el caso a tratar. Y de ahí, que las empresas hayan de adaptarse a estos cambios, comercializando sus producto a través de ”nuevos formatos comerciales” (aunque más bien deberíamos de decir, actuales formatos comerciales).

Aquí cuatro casos de empresas que realizan buenas prácticas, tras comercializar sus productos a través de actuales formatos comerciales:

  1. En primer lugar hablaremos de Flamingos’ Life: Distribución exclusiva online.

Logo Flamingos' LifeUna empresa Española con menos de un año de creación que distribuye sus productos (la renovada-mejorada cangrejera y su modelo diferenciador ”The Caribbean”) exclusivamente online a través de su web.

Para conseguirlo tiene como canales de captación de público objetivo y comunicación sus redes sociales (Facebook con 66k, Twitter con 2,5k e Instagram con 15k).

Flamingos’ Life lleva a cabo por un lado, A) una comunicación de tipo corporativa (que no tiene como objetivo la venta directa), con el fin de comunicar quién y cómo es Flamingos’ Life como marca. Reforzando sus valores de marca y constituyendo su reputación online.

Y por otro lado, un tipo de comunicación que B) sí tiene como objetivo inducir a la venta, mediante promociones puntuales con grandes descuentos, incitando a la compra impulsiva, en base al criterio precio.

Flamingos' Life promociónTodo esto lo consigue tras establecer un Social Media Plan como punto de partida, en el que se concretan las acciones que van a desarrollar (promociones, concursos etc), contenido de marca, colaboraciones con bloggers e influencers etc.

Bajo este formato de comercialización, esta marca Española, está abriéndose un hueco en el mercado y planea dar el salto a nivel Europeo en su próxima campaña.

2. Don Fisher: Pop Up Store.

Esta marca también española, se dedica a la venta de complementos (estuches, monederos, mochilas) etc. Todo ello, bajo un temática ”marinera, de la vida del pescador”. Esto surge tras que Julia Castaño (diseñadora gráfica), le diera una vuelta de rosca al concepto ”bonito”, palabra que además de adjetivar algo como bello, es un tipo de pez. Así, pues es como se creó la marca Don Fisher y como este pescador navega por el globo terráqueo pescando Bonitos.

Don Fisher es una marca que vende online a través de su web y que trabaja con retail. Es decir, vendiendo sus productos a otras tiendas tanto a nivel nacional como internacional pero que no posee tiendas propias.

Con el fin de abrirse un hueco en el mercado y tener un trato más directo con posibles nuevos clientes, ha participado en varias ocasiones en Pop Up Store.

Así lo comunica a través de sus redes sociales, bajo su línea de comunicación marinera y como era de esperar traslada todo su branding de marca al espacio físico, aspecto muy bien trabajado por esta marca online, ya que ¡hasta lleva al puesto al mismísimo Don Fisher!

DF

Pin It on Pinterest

Share This